Digital clock - DWR

martes, 17 de abril de 2012

PROTESTAS CONTRA AUTOPROGRESO

La empresa de autotransporte Autoprogreso no respetó un acuerdo sostenido con el Ayuntamiento, engañando al Alcalde al querer dividir los camiones que traen a los turistas que bajan de la terminal remota, entre su nuevo local Las Velas y el Bazar de Artesanías. Este acaparamiento tipo monopolio provocó protestas y un plantón frente al Palacio Municipal, pero el alcalde Jesús Cruz Muñoz se comprometió a resolverlo pronto.
Este asunto se veía venir desde hace tiempo, ya que Autoprogreso, a pesar de no tener licencias ni las placas de turismo, sube a la terminal remota para que bajen miles de turistas cuando llegan los cruceros. Antes los bajaban en una explanada del Bazar de Artesanías, en el local de los taxistas, donde el turista se quedaba y compraba algo. Ahora no es así. La empresa decidió por cuenta propia, violando un pacto con el Ayuntamiento sostenido con el Alcalde interino y el secretario de la Comuna, Manuel Contreras Alcalá, que este lunes bajara un camión en Las Velas, en 27 entre 80 y 82; y otro en el Bazar de Artesanías, en la calle 80 entre 23 y 21.
La acción provocó molestias, y se hizo un plantón desde temprano enfrente del Palacio Municipal, ya que el hilo revienta por el lado más frágil, que ahora es el Ayuntamiento.
Decenas de comerciantes del Bazar de Artesanías caminaron furiosos y se situaron frente al palacio, donde enseguida se formó una valla de seguridad policíaca para evitar su acceso. Solicitaron la presencia del alcalde interino, que demostró actuar de buena fe, ya que dio el permiso para que abrieran Las Velas, pero lo “chamaquearon”, como se dice.
La empresa de camiones urbanos se quiere adueñar de todo el turismo que llega a la ciudad, acaparando, y deja a los demás al garete, sin ganancias.
Los artesanos, cansados de gritar, se fueron a bloquear los accesos de bajada de la terminal remota, como en el 2002, en la administración del alcalde José Luis Blanco Pajón, al ser desalojados de la vía publica. En ese momento, al alcalde se entrevistó con la líder Alma González, recalcando que no se esperaba una jugarreta de este tipo.
Alma González comentó que la empresa camionera no cuenta con las placas para bajar turismo y que sus unidades están en pésimo estado, solicitando a la SCT que cancelen su concesión, ya que estas unidades tienen más de 10 años de servicio violando el reglamento del servicio público federal.
Si de camiones se trata, hay otras líneas que pueden dar el servicio, además, el Ayuntamiento puede hablar con API para que suban camiones aportados por el municipio. Tiene el poder para hacerlo, y de esta manera se trata de romper el monopolio.
Según el Secretario de la Comuna, Manuel Contreras Alcalá, “se violó el acuerdo, ya que estábamos confiados en que era un autobús para cada uno; esto sería hasta el cuarto o quinto crucero, para que se fueran acostumbrando”.
Los venteros escucharon a José Luis López, director local de Autoprogreso, que ningún camión bajaría en el Bazar de Artesanías.
De esta manera se puede catalogar como justa la protesta de 180 artesanos y comerciantes, a quienes se les está quitando el pan de la boca.
El Alcalde comentó de manera inocente que enseguida iban a bajar los camiones, lo cual no sucedió, ya que seguían bajando en sus andenes. Y por si fuera poco, con el permiso del engañado Ayuntamiento, que hasta colocó una terminal de ascenso y descenso para que estacionaran sus unidades en una calle conflictiva, entre 2 escuelas grandes: “Maniobras marítimas” y el preescolar “Juan Miguel Castro”, en la 27 x 80 y 82
Urge que el Ayuntamiento se amarre los pantalones y defienda a los progreseños, ya que no puede ser posible que una empresa no respete la autonomía y a la municipalidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada