Digital clock - DWR

martes, 6 de marzo de 2012

TRANSFIEREN A ACOSADORES SEXUALES

Después de un año de iniciarse el proceso contra los presuntos acosadores sexuales del Centro de Estudios Tecnológicos del Mar No. 17 de Yucalpetén, esta mañana fueron notificados de cambio de adscripción los implicados Manuel Jurado Acevedo y Ramón Pacheco Osorio.


Según información proporcionada esta mañana por el director del plantel educativo, Hernán Humberto Murillo Torres, quien partió después para la Ciudad de México, esta mañana alrededor de las 9:30 horas, en su calidad de director del plantel recibió los oficios de parte de la Dirección General de Educación en Ciencia y Tecnología del Mar, firmados por el director general, Eliseo Gaeta de León, quien dio indicaciones de que fueran notificados los hoy ex empleados del Cetmar No. 17 de Yucalpetén.
En presencia del secretario de Trabajo y Conflictos de la Delegación DII43, Carlos Manuel Contreras Jiménez; en ausencia del secretario general, Gilberto Ordaz Martínez, de la mencionada delegación, se les notificó a los presuntos acosadores sexuales del cambio de adscripción.
Manuel Jurado Acevedo, maestro con 40 horas, originario de Mazatlán, fue trasferido al Cetmar de Ciudad de Carmen, Campeche, y Ramón Pacheco Osorio, técnico docente originario de Chiapas, también con 40 horas, fue trasferido al Cetmar de Chetumal, Quintana Roo. Esta es la segunda ocasión que hay cambio de adscripción en el Cetmar de Yucalpetén, en sus 30 años de fundado.
Al cuestionar al directivo que si con esto terminaba el proceso contra los presuntos acosadores sexuales, comentó que por ahora no tenía la respuesta, pero lo oficial es que ambos han dejado de prestar sus servicios en el Cetmar de Yucalpetén, por indicaciones superiores.
Como ha venido informando el POR ESTO! en forma oportuna, en marzo del 2011, tres valientes alumnas, hoy egresadas, G.R.F., H.A.F. y C.M.C., de 19 años la primera y las dos últimas de 17 años, denunciaron acoso sexual ante la Fiscalía General del Estado.
Las entonces alumnas denunciaron por hechos presuntamente delictuosos, hoy configurados como acoso sexual, a los mentores Manuel Jurado Acevedo y Ramón Pacheco Osorio, que fueron jefes del Departamento de Alimentos y del Taller de la misma especialidad.
El caso, al menos para autoridades de la Fiscalía y Policía Ministerial, continúa bajo investigación, aunque las autoridades lo manejan con mucha discreción, no obstante aseguran que los pasos de investigación son lentos pero seguros, para la integración de los expedientes correspondientes.
Debido a esta mala imagen creada por Jurado Acevedo y Pacheco Osorio, el plantel educativo se vio grandemente afectado, demeritando el aniversario número 30 de la escuela involucrada en este escándalo a nivel local y estatal, y que llegó a la Coordinación Regional de la Zona VIII, e inclusive salió a relucir en la visita del director general de Ciencia y Tecnología del Mar, Eliseo Gaeta de León.
La matrícula estudiantil se vio grandemente dañada por la mala imagen que circuló en redes sociales de parte de los alumnos y padres de familia, pues a la denuncia se sumaron otras alumnas que afirmaron que antes habían sido víctimas, en generaciones anteriores, de estos dos mentores, que se convirtieron en la vergüenza del plantel educativo.
Los indiciados y hoy trasferidos a otras escuelas del sureste de México, buscaron asesoría legal para salir lo mejor librados, vociferando que nada les podrían comprobar, que al final nada pasaría, que las alumnas solamente terminarían el semestre debido a que cursaban el último (en el pasado 2011), y después todo seguiría igual, porque aseguraban tener amigos en la DGECyTM.
En su momento dijeron que saldrían bien librados e incluso ahora comentaron que volverían a Yucalpetén, después de unos meses, como sucedió con otro mentor acusado de acoso sexual y que llegó con tiempo completo de 40 horas después de afrontar un proceso similar, en cambio del polémico ex director Vicente Díaz Orozco.
La salida de estos dos mentores del plantel prendió focos rojos de hechos violentos, porque los presuntos inculpados permanecieron en la escuela como personal de la misma. Por si fuera poco, fueron comisionados a puestos donde tratan con gente que acude a la escuela, como burla a la institución cuyo nombre mancharon o como una marcada falta de criterio.
El caso también ha sido turnado a las autoridades de la SEP en el estado, como ha venido informado oportunamente el POR ESTO!
Los dos mentores fueron solapados en su momento por el ex director corrupto Vicente Díaz Orozco, a quien se le fincarían responsabilidades por haber omitido las actas correspondientes en el primer caso donde se vio involucrado Manuel Jurado Acevedo con una menor de edad.
El expediente obra en el DIF Municipal, donde intervinieron profesionistas de la escuela y de la institución. Sin embargo la documentación está hoy desaparecida de los archivos del colegio, pero vigente en otras dependencias.
En su momento el director del plantel, Hernán H. Murillo Torres, levantó las actas correspondientes y las entregó al departamento jurídico de la DGECyTM, que continuará el caso, aunque ahora, un año después, les vino el cambio de adscripción.
Los indiciados presuntamente ofrecieron dinero a los alumnos para recibir apoyo para que declararan ante los medios de comunicación a su favor, e incluso ante las autoridades ministeriales como testigos de descargo, al igual que involucraron a personal de la escuela para que diera testimonio de sus buenas acciones y asegurara que solamente fueron calumniados.
Un padre de familia llevó la denuncia ante la Contraloría de la Función Pública, en la que revela las presuntas irregularidades, en las que está involucrado el ex director Vicente Díaz Orozco.
La fuente cita que ha recibido el comprobante de parte de esta autoridad, que le ha mencionado que su denuncia está aceptada y será calendarizada en breve para los efectos correspondientes, para investigación paralela por los documentos sustraídos (lo que es considerado un delito), y la aplicación del reglamento de servidores públicos.

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. LOS AGRICULTORES CUANDO TIENEN UNA MANZANA PODRIDA LA TIRAN. A ESE TIPO DE PERSONAS SE LES DEBE DE CASTIGAR E INHABILITAR, A TODOS LOS INVOLUCTRADOS TENGAN EL CARGO QUE TENGAN, POR QUE DONDE LOS PONGAN ACOSARAN ALUMNAS, SECRETARIAS,Y MAESTRAS. HAY QUE SER MUY SEVEROS CON EL CASTIGO EL DELITO ES GRAVE, MUY GRAVE

    ResponderEliminar